La Secretaría de Estado de Migraciones, tomó la determinación de acoger a los más de 200 migrantes que recientemente fueron expulsados del campamento de emergencia del muelle de Arguineguín, encontrándose desde el día miércoles por la tarde en Las Palmas de Gran Canaria, a las afueras de la Delegación del Gobierno, en la calle.

La Policía fue la encargada de sacar a los migrantes marroquís a las afueras del campamento de la cruz roja, para luego ser trasladados en autobuses y a disposición del Ayuntamiento de Mogán hasta llegar a Las Palmas de Gran Canaria. Esta acción, no fue bien vista por Torres, el presidente canario, quien ha levantado fuertes críticas.

Entonces, todos los migrantes fueron distribuidos y enviados en tres autobuses para ser realojados de emergencia en un complejo turístico que está ubicado al sur de la isla, según pudieron indicar algunas fuentes de la ONG.

Por otro lado, el Ministerio del Interior, informó que la expulsión de estos migrantes del campamento está justificado, pues, luego de que haya una llegada irregular, no se puede retener legalmente a alguien, a menos que sea por una causa justificada.

Hasta donde se conoce, los migrantes serán derivados a algunas plazas del sistema de acogida, según las fuentes explicaron, luego de que el Ministerio de Interior ordenara que se hagan los trámites oportunos para determinar cuáles fueron las causas que causaron esta situación.

al-menos-200-migrantes-expulsados-del-campamento-del-arguineguín-se-acogidos-por-el-gobierno-migrantes-marroquis-aliadoinformativo.com

Presidente canario critica a Interior

El Presidente socialista canario, Ángel Víctor Torres, exigió de manera contundente al Ministerio de Interior, una explicación razonable ante la situación y, además, pidió que sea la última vez que suceda. Igualmente, la presidenta del PP en las islas, Australia Navarro, reclamó la destitución del ministro Fernando Grande Marlaska, por esta irresponsabilidad.

Por su parte, el socio del PSOE, Nueva Canarias, afirma que esta es “la gota que rebosa el vaso de la extrema incapacidad” que tiene el Gobierno central frente a la crisis migratorias presente en las islas. Asimismo, Luis Campos, portavoz de Nueva Canarias, también ha exigido al estado que se haga una investigación profunda para saber cuáles fueron las causas reales de lo que ocurrió, anunciando que, de ahora en adelante, exigirán más responsabilidades políticas.

Txema Santana, uno de los representantes de la Comisión de Ayuda al Refugiado en Canarias, considera como inaudito el desalojo de estos inmigrantes que fueron dejados en la calle por parte del Ministerio de Interior.