Las manifestaciones en apoyo al rapero no cesan, continúan sin parar, ahora ha sido en la ciudad de Barcelona. Se han registrado fuertes disturbios por parte de centenares de manifestantes que se concentraron para exigir la libertad de Pablo Hasel. Pero, lo han hecho de forma violenta, siendo los daños menores, pero, igual dejó a varios heridos. Entre ellos, civiles y Mossos.

La Guardia Urbana cuenta que, aproximadamente han sido un millar de manifestantes que se congregaron en los alrededores de estación de Sants. Desde ese lugar, fue inició la marcha, mientras llevaban el lema de “Nos habéis enseñado que ser pacífico es inútil”.

Todos comenzaron el recorrido por las calles del Eixample hacia Via Laietana, lugar en el que, unos encapuchados iniciaron los disturbios. Lanzaron bolsas de basura, contenedores, botellas de vidrio y otros objetos, hacia los Mossos d’Esquadra.

Estas acciones de vandalismo dejaron destrozos en el mobiliario urbano frente a la Jefatura Superior de Policía. También resultaron heridos siete policías, de los cuales dos, han tenido que ser trasladados hacia un hospital.

Las autoridades autónomas afirman que, el grueso de las personas concentradas, han mantenido una actitud pacífica. Sin embargo, ya han sido detenidas unas ocho personas por esos disturbios. De esas ocho, cinco han sido apresadas por robar una tienda.

nuevas-protestas-por-apoyo-a-pablo-hasel-en-barcelona-deja-varios-heridos-destrozos-vandalismo-aliadoinformativo.com

Saqueos y destrozos

Informan los agentes que, las detenciones realizadas durante la protesta violenta, en el Paseo de Gracia, ha sido porque parte de los manifestantes, han cometido actos de vandalismo. Rompieron los vidrios de una tienda de ropa y se han metido a robar en ella. Durante esas detenciones, resultó herido un oficial levemente.

De buena fuente se conoció que, los manifestantes ingresaron de forma violenta a una tienda de la marca Guess y fue saqueada. Fueron cinco los vándalos detenidos por ello y están acusados de robo a la fuerza.

Estos hechos se produjeron, luego de que, un grupo de encapuchados intentó atacar el edificio modernista del Palau de la Música. Se lo impidió un hombre encargado para ello, que llevaba una senyera en la mano, diciéndoles, “el Palau de la Música no se toca”.

Asimismo, les ordenó que se fueran del lugar, pero, por esa solicitud fue atacado. Todas las protestas que han iniciado el pasado martes 16 de febrero, ya han dejado un total de 101 personas detenidas, una de ellas ingresó a la prisión, mientras que han sido 82 Mossos que salieron heridos con lesiones leves.